La neurobióloga Conchi Lillo, denuncia que la han ofrecido formar parte de una comisión mediante la siguiente invitación:  «hemos pensado en ti porque estás familiarizada con la mayoría de las técnicas», la realidad es que solo la primera frase muestra claramente que quieren contar con la presencia de Lillo únicamente por obligación. 

Tras esta publicación, la neurobióloga recibió una comunicación con las disculpas del órgano explicando que la causa de su selección se debía a su CV profesional y no a las cuotas.

Es obvio, que no se está gestionando adecuadamente las cuotas de género. Esta situación no es un hecho aislado ya que muchas mujeres se identifican en situaciones semejantes. 

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *