SAD 1

Sindicato SAD

Cuando tu puesto de trabajo se ha devaluado hasta el infinito; te externalizan, te faltan EPIS en pandemia, y te pagan una miseria. Giras la vista atrás, intentas comprender el porqué, y te tienes que morder muy fuerte la lengua para no ser maleducada.

La situación solo puede explicarse con la dejación de funciones de cargos públicos y fuerzas sindicales que aceptaron y firmaron prácticas empresariales que nunca debieron consentirse y validarse por ningún cargo público o sindical.

No es gratuito nuestro enfado. No nos quejamos porque nos apetezca; como sugieren algunos cargos públicos que cobran más de 4.000€ al mes, o algún representante de los trabajadores que lleva años sin acudir a su puesto de trabajo. Incluso alguna vez escuchamos a compañeras de algunas fuerzas sindicales decir que luchamos por un imposible. Lo cierto es que ya nos hemos cansado de luchar contra la subcontrata, esa mercantil de goma destinada para aguantar golpes, procesos judiciales y enriquecerse de nuestro esfuerzo restando valor al ciclo productivo. Pues sus beneficios se consiguen arañando los recursos destinados a la remuneración de las trabajadoras, y derechos básicos.

Las cuidadoras hemos pasado una pandemia con notable falta de EPIS, con riesgo notable de contagio, sin que nos paguen los desplazamientos, sin conciliación personal y familiar, imposibilidad de negociación colectiva, etc.

Pero todos estos déficits son síntomas de una enfermedad llamada externalización, o cesión ilegal.

SAD 2

Debemos elevar a las cuidadoras por encima del bajo techo de la externalización. Las cuidadoras son un Servicio Público, y los recursos públicos destinados a la atención domiciliaria deben ir invertirse íntegramente en su objeto, y no a enriquecer a un empresario privado, o entidades con ánimo de lucro. Pero sobre todo, debe ser la administración que ordena el servicio y tiene los recursos asumir su papel de empleadora, y eliminar intermediarios.

Vamos a seguir mordiéndonos la lengua bien fuerte, pero también vamos a seguir luchando, porque sabemos que va a ser más útil mostrar la victoria de las trabajadoras organizadas, que soltar cuatro exabruptos.

SAD 3


«Somos trabajadoras del ayuntamiento cedidas ilegalmente a empresas que se están lucrando del cuidado de personas dependientes»


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *