Yolanda Díaz anuncia que el convenio para reconocer el paro a las empleadas del hogar está «en trámites de ratificación»

Por: Laura Olias

«Le anticipo que estamos en trámite de ratificación del Convenio 189 de la OIT». Con estas palabras, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado este martes el inicio del proceso de ratificación de España de este importante convenio internacional que equipara los derechos de las trabajadoras del hogar a los del conjunto de trabajadores. Su cumplimiento supone acabar con la exclusión de estas empleadas del desempleo, una reclamación histórica de los movimientos de trabajadoras, que se movilizaron justo hace unos días por este motivo.

El Ministerio de Trabajo ya había comunicado su intención de ratificar el convenio 189 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), pero por el momento no ha dado plazos al respecto. Yolanda Díaz ha respondido esta tarde a una pregunta en el Senado de una representante de Esquerra Republicana, Ana María Surra, en la que ha adelantado que el Gobierno ya ha comenzado oficialmente el proceso de ratificación con el «trámite de compilación de todos los informes» por parte de su Ministerio.

Publicidad

Después, los informes «pasarán al Ministerio competencte, de Exteriores», ha afirmado la vicepresidenta. «Vamos a proceder a cumplir con la erradicación de esta injusticia», ha destacado Yolanda Díaz.

La ministra de Trabajo ha advertido en su respuesta que un juzgado de Vigo ha elevado a la justicia europea una pregunta sobre esta desprotección social y, «el 3 de marzo, la Comisión Europea ha dicho algo importante: que no darle protección social, fundamentalmente el desempleo, a este colectivo de trabajadoras vulnera la Directiva 79/7». Díaz ha cubrayado este criterio ante el «debate» que va a emprender en breve España.

El pasado 30 de marzo, Día de las Trabajadoras del Hogar, varios colectivos de trabajadoras exigieron de nuevo al Gobierno, y en concreto a Yolanda Díaz, el reconocimiento por fin del acceso a la protección por desempleo. El empleo del hogar, que ocupa a unas 600.000 personas, la inmensa mayoría mujeres, es el único en nuestro país que no genera derecho a ninguna prestación por desempleo y el único en el que se puede despedir sin alegar causa alguna, entre otras particularidades que convierten esta profesión en una de las más precarias.

Un convenio por la equiparación de derechos

La reclamación del paro de las empleadas del hogar se ha articulado tradicionalmente dentro del movimiento en favor de la ratificación del Convenio 189 de la OIT, que de manera más amplia equipara los derechos de este colectivo de empleadas respecto al conjunto de trabajadores. Por ejemplo, en España las trabajadoras del hogar reclaman que se las incluya en el Régimen General de la Seguridad Social, una promesa que han demorado este Gobierno de coalición y otros precedentes. En la actualidad, estas empleadas están incluidas en un Régimen Especial en el que les topa sus contribuciones a la Seguridad Social, pero también la protección social a la que tienen derecho, como las pensiones de jubilación.

«Aunque hemos tardado un año, hemos estado en pandemia», ha recordado Yolanda Díaz sobre la ratificación de este convenio. La vicepresidenta ha recordado que el Ministerio de Trabajo también ha traspuesto otras directivas, como la de exposición a sustancias cancerígenas, «y por primera vez hemos otorgado un subsidio de desempleo a las trabajadoras del hogar».

La vicepresidenta ha recordado este subsidio temporal (de tres meses) ligado a la crisis por la pandemia, que ya ha caducado, así como la campaña específica de la Inspección de Trabajo para garantizar que las empleadas del hogar no cobren salarios por debajo del SMI. Solo en la primera etapa de la campaña, de carácter «informativo» a los hogares en los que se detectaban presuntas irregularidades, han aflorado seis millones de euros en salarios impagados a las trabajadoras.

«Sobre la precariedad no se puede construir nada», ha subrayado Yolanda Díaz. Las empleadas del hogar reclamaron justo hace unos días a la vicepresidenta no solo que el Gobierno cumpla con esta ratificación, sino que lo haga con toda la celeridad posible, ya que la situación de las trabajadoras ha empeorado mucho con la crisis de la pandemia. «El impacto ha sido brutal. Tenemos compañeras a pie de calle, pidiendo en los bancos de alimentos, porque realmente no nos están dando soluciones», advirtió Rafaela Pimentel, trabajadora del hogar de la asociación Territorio Doméstico.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *