María Luisa Molero

Investigadora principal: María Luisa Molero Marañón

Catedrática de Derecho del Trabajo y Seguridad Social. Universidad Rey Juan Carlos.

Síguenos en las redes sociales

Mujer Tenía que Ser

Junio: Homenaje a las Gerocultoras-Auxiliares de Enfermería de las residencias de ancianos

Si quieren saber qué ocurrió durante la pandemia en las residencias, cómo se trabaja y se cuida a nuestros mayores en las residencias, y qué modelo de cuidados se quiere implantar: PASEN Y VEAN doble entrevista de MUJER TENÍA QUE SER

Paloma Moré Corral, Universidad de A Coruña (UDC)

Entrevistamos a dos representantes de la asociación Trabajadoras de Residencias de Galicia (TREGA), entidad que agrupa a unas 50 trabajadoras y que tiene representación en todas las provincias gallegas. Agradecemos especialmente su participación ya que nos ha resultado especialmente difícil encontrar personas que dieran su testimonio públicamente sobre las condiciones de trabajo en las residencias de personas mayores.

Entrevista de la Profesora Paloma More a una gerocultora y a la presidenta de la asociación de Trabajadoras de Residencias de Galicia

Entrevista de la profesora M. Luisa Molero Marañón al Director General del IMSERSO, Luis Alberto Barriga Martín

Destacados

SOBRE EL MODELO DE EMPLEO ENLAS RESIDENCIAS DE ANCIANOS EN ESPAÑA

ESTABLECIMIENTOS RESIDENCIALES EN ESPAÑA.- Es un modelo altamente privatizado, gestionado por un número reducido de grandes grupos empresariales, que ha crecido enormemente desde la aprobación de la Ley de Dependencia en 2006 (más de 100.000 plazas): 30 grandes empresas gestionan el 25,6% del sector a través de ocho grandes operadores (RICO, 2021). La atención residencial es el tercer servicio más numeroso dentro de las prestaciones incluidas en el catálogo del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD). En 2020, hay en España 384.251 plazas residenciales distribuidas en 5.556 centros, de los cuales el 70,6% son de titularidad privada (CSIC, 2021). El modelo de residencias se caracteriza por la privatización pues únicamente el 26,8% de las plazas (102.919) pertenecen a centros públicos y solo el 13,3% (49.000) están gestionadas directamente por una administración pública (Abellán García et al, 2019). Sin embargo, este modelo se financia en gran parte con fondos públicos a través del concierto de plazas ofrecidas por el SAAD, que suponen en torno al 60% del total de plazas. Las ratios medias de personal de cuidados directos en los centros residenciales se sitúan actualmente en 0,3 por persona residente (IMSERSO, 2021): Dicha ratio se fijo en el Acuerdo del Consejo Territorial de 27 noviembre 2008 que establece para el personal cuidador unas ratios de entre 0,27 (personas mayores dependientes) y de 0,44 para centros de personas con discapacidad), muy por debajo del estándar que recomienda la Organización Mundial de la Salud, y que no ha sido revisado en estos 13 años.

EMPLEO: Dentro de las residencias hay una figura central que es la GEROCULTORA Y AUXILIAR DE ENFERMERIA (TCAE), que es LA TRABAJADORA RESPONSABLE “PRINCIPAL” DEL CUIDADO EN LAS RESIDENCIAS[1]. El 85% del personal en los centros son mujeres (IMSERSO, 2021), pero este dato aumenta al 92% entre las auxiliares de enfermería que realizan tareas de atención directa, entre las que una de cada cuatro es de origen migrante (Martínez-Buján y Moré, 2021). El 34% del personal en los centros tiene contratos temporales y el 28% jornadas parciales (IMSERSO, 2021), ambos porcentajes por encima del conjunto de trabajadores en España. Sin embargo, entre las auxiliares que prestan atención directa, la temporalidad asciende al 37% (Martínez-Buján y Moré, 2021). En los últimos años están aumentando tanto la temporalidad como las jornadas parciales (Jiménez-Martín y Viola, 2020). El salario base fijado para las trabajadoras de atención directa en 2021 es de 997,16 euros, 18, 74 antigüedad, si tienen jornada completa, cobrando a 1,94 euros/hora nocturna (Tablas salariales de 2019, VII Convenio colectivo marco estatal de servicios de atención a las personas dependientes y desarrollo de la promoción de la autonomía personal (residencias privadas de personas mayores y del servicio de ayuda a domicilio).

[1] Gerocultor/a: Es el personal que, bajo la dependencia de la dirección del centro o persona que se determine, tiene como función principal la de asistir y cuidar a las personas usuarias en las actividades de la vida diaria que no puedan realizar por si mismos y efectuar aquellas realizaciones profesionales encaminadas a su atención personal y de su entorno. Desarrollará las funciones que se detallan a continuación así como aquellas que le sean solicitadas y que tengan relación con las mismas y/o con su titulación, habilitación o competencia profesional de acuerdo con los protocolos establecidos: • Apoyar al equipo interdisciplinar en la recepción y acogida de las nuevas personas usuarias colaborando en la adecuación del plan de cuidados individualizado. • Realizar intervenciones programadas por el equipo interdisciplinar dirigidas a cubrir las actividades de la vida diaria. • Colaborar en la planificación, organización y ejecución de las actividades preventivas, ocupacionales y de ocio. • Mantener la higiene personal de las personas usuarias. • Realizar la limpieza del botiquín y su contenido, así como del resto de material de índole sanitario o asistencial. • Proporcionar y administrar los alimentos al residente facilitando la ingesta en aquellos casos que así lo requieran. • Ocuparse de la recepción, distribución y recogida de los alimentos en la habitación de la persona usuaria. • Realizar los cambios de postura y aquellos servicios auxiliares que de acuerdo con su preparación técnica le sean encomendados. • Colaborar con el servicio de enfermería en la realización de los cambios posturales de las personad encamadas y en las actuaciones que faciliten su exploración y observación. • Colaborar con el residente en su preparación para un traslado, efectuando actuaciones de acompañamiento, vigilancia y apoyo. • Colaborar con el personal sanitario en la administración de la medicación. • Colaborar bajo la supervisión de la enfermera en el cuidado de residentes colostomizados y con sondas, así como en la administración de comida mediante jeringuilla. • En ausencia del enfermero podrá hacer la prueba de glucosa, utilizar la vía subcutánea para administrar insulina y heparina a los usuarios, siempre que la dosis y el seguimiento del tratamiento se realice por personal médico o de enfermería. • Acompañar al usuario o usuaria en la realización de actividades para facilitar el mantenimiento y mejora de las capacidades físicas y motoras, así como en la realización de actividades programadas, ya sean para citas médicas, excursiones, gestiones, etc., facilitando la participación activa de la persona usuaria en las mismas. • Colaborar en la aplicación de técnicas de prevención de accidentes, de acuerdo a los protocolos establecidos y a las indicaciones del superior responsable. • Colaborar con el TASOC en la animación y dinamización de la vida diaria de la Institución. • Ayudar al usuario y usuaria en la realización de las actividades y ejercicios de mantenimiento y, siguiendo las orientaciones de los profesionales competentes. • Sin que en ningún caso suponga la sustitución del personal contratado específicamente para la limpieza habitual, podrá realizar la limpieza e higiene de utensilios, ropa y estancias, cuando en el servicio existan circunstancias que así lo requieran. • Apoyar y estimular la comunicación de las personas usuarias favoreciendo su desenvolvimiento diario y su relación social. • Colaborar con el equipo interdisciplinar en la integración de los familiares de las personas usuarias en la vida del centro. • Guardar absoluto silencio sobre la patología y el plan de cuidados individualizado del personal usuario, así como de cualquier asunto referente a su intimidad, y siempre actuará en coordinación y bajo la responsabilidad de profesionales de quienes dependan directamente. • Efectuar la limpieza y mantenimiento de los enseres de los usuarios, colaborar en mantener ordenadas las habitaciones, recoger la ropa, llevarla a la lavandería, encargarse de la ropa personal de los usuarios y hacer las camas en función de las necesidades de cada usuario de acuerdo a los criterios de calidad establecidos, con la lencería limpia, ausencia de arrugas y humedad, en la posición adecuada, con especial atención a los pliegues corporales y otras zonas de especial riesgo, respetando la intimidad del usuario. • Comunicar las incidencias que se produzcan sobre la salud de los/las usuarios/as. Observar y registrar en el libro de incidencias cualquier cambio de comportamiento y/o físico detectado. Dispondrán de la titulación o habilitación requerida y/o experiencia precisa para el desarrollo de sus funciones en función de lo regulado en la normativa vigente.

Novedades

La Sala desestima los recursos del abogado del Estado y de la Junta de Castilla-La Mancha contra las decisiones del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y de un Juzgado de Toledo, respectivamente, que les concedieron los complementos, al entender que lo contrario supondría una discriminación por razón de sexo

La Sección Cuarta de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha dictado dos sentencias en las que reconoce el derecho al cobro de distintos complementos retributivos a una mujer guardia civil y a una médico especialista Leer más…