ilbao es una ciudad donde la emoción por el fútbol se siente en cada esquina y el ambiente es pura magia. Y el pasado 25 de mayo, la ciudad lo volvió a confirmar con una noche para el recuerdo en el estadio de San Mamés. Hasta allí viajamos de la mano de Heineken para acudir a una noche histórica en el mundo del fútbol femenino: la Final de la Champions League, que enfrentó al Barcelona y al Olympique de Lyon. No solo fue un partido de fútbol; fue una demostración de pasión, determinación y coraje.

Desde que pusimos un pie en Bilbao, supimos que estábamos a punto de vivir algo grande. Las calles estaban llenas de vida y de música con las tradicionales charangas, entre las que se encontraba la primera del País Vasco formada por mujeres. La gastronomía también estuvo muy presente en esta celebración deportiva: en todos los bares y restaurantes se podía percibir la emoción por esta gran final, con pintxos exquisitos y la comida típica bilbaína.

Fuente


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *